Ads 468x60px

25 noviembre 2011

Punto de Oro

Universitario sumó un punto clave ante Blooming, anoche, al empatar 1-1 en el estadio Tahuichi Aguilera, en la decimoprimera fecha de torneo Apertura de la Liga y puso candente la tabla del grupo A, ya que cuatro equipos igualan a 16 puntos.
Blooming apenas pudo empatar con la “U” y con ese resultado, mezquino y lapidario, echó por tierra la última esperanza de clasificación que mantenía de pie al equipo en el torneo e ilusionaba a sus soñadores hinchas. A falta de dos fechas para el cierre de la etapa de clasificación, la academia se despidió hasta el próximo año en medio de silbidos, rechiflas y cánticos contra los jugadores.
El gol de José Luis Chávez, a los 3 minutos, hacía pensar en una holgada victoria local, que al final se transformó en otra decepción. Lo que parecía encaminarsea una goleada, al final fue el corolario de una campaña irregular.
El equipo de Edgardo Malvestitti fue protagonista en el primer tiempo, con innumerables aproximaciones de gol al arco de Hamlet Barrientos. Sin embargo, Hernán Boyero ni Óscar Díaz estuvieron en su noche, sobre todo el segundo que tuvo una pésima actuación y fue remplazado por el peruano Luis García, que tampoco fue solución.
Universitario se mostró más incisivo en el segundo tiempo. En la primera etapa solo generó peligro a través de un fuerte remate de Freddy Chispas, que Sergio Galarza logró neutralizar el peligro atajando con los pies. El cuadro chuquisaqueño fue mejorando gradualmente hasta asumir el rol de protagonista en el complemento.
Boris Alfaro desperdició una clara opción de gol en un cara a cara con Galarza, a los 55 minutos; sin embargo, en una segunda opción el delantero panameño no falló esta vez, a los 75’, tras un mal despeje. Blooming estuvo más cerca de la victoria que Universitario, pero careció de efectividad.
La jugada polémica del partido se produjo a los 79 minutos, cuando Boyero fue desplazado en el área grande por Alejandro Morales, pero el árbitro Hostin Prado interpretó como una ‘zambullida’ y más bien amonestó al argentino.
Durante los últimos diez minutos Blooming machacó y machacó pero no pudo encontrar la ruta del gol que le diera la tranquilidad. Una vez consolidado el empate y a punto de que el árbitro decretara el final, los hinchas celestes pedían cantando de que se fueran todos, en señal de protesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario